Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cuando dentro de unos decenios analicemos los acontecimientos vividos en el segundo decenio del siglo XXI concluiremos que fue el final de una era, el cambio de sistema económico, un cambio de paradigma......  ese futuro estará asociado a un sistema productivo basado en la tecnología y la informática, con productos, equipos que cambian vertiginosamente, con sistemas de consumo totalmente diferentes a los anteriores a esta crisis.

 

En mayor o menor medida todos sentimos una gran inestabilidad, todo está sujeto a cambios radicales, tenemos la sensación de que todo lo podemos perder... en mayor medida porque nuestros mentores políticos y económicos durante años no han querido impulsar los cambios para adaptar el sistema a los nuevos tiempos, y ahora nos encontramos con que el futuro se nos ha caído encima. Esto se adivina cuando la estructura de puestos de trabajo en las administraciones públicas se basa en cuerpos y escalas de épocas pasadas, cuando los sistemas de selección son obsoletos ( no digamos el sistema de selección docente).

Es evidente que numerosos puestos de trabajo se están destruyendo, muchos de ellos porque sus funciones dejarán de tener operatividad, y también es cierto que muchos otros comienzan a demandarse, y sin que el sistema educativo sea capaz de ofrecer respuesta, no es ahora el momento de dilucidar porqué no puede ofrecer respuestas....

Teniendo el mundo como unidad productiva sería interesante analizar cuales son las zonas más dinámicas; en los 50 últimos años el ejemplo era Silicon Valey, el espacio geográfico donde se acumulaban el mayor número de startups; hoy podemos ver en el siguiente mapa los ecosistemas de startups

Estados Unidos posee los mayores ecosistemas; fuera de ahí, Tel Aviv puede hacerles sombras. Madrid y Barcelona figuran entre los ecosistemas con gran potencialidad, pero para convertirse en una realidad necesitan que se apoye y financie a los emprendedores según el Informe de Ecosistemas de las Star-ups