Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Desde hace tiempo veo que el funcionario docente es una especie en extinción, es evidente, que nuestra situación está en crisis, los tiempos nuevos exigen una adaptación constante de contenidos, métodos, sistemas de evaluación, nuevas habilidades.... nadie puede discutir que el actual sistema no las incentiva, ya que se premia por igual a alguien que dedica todo su esfuerzo que a alguien que se deja llevar.... todos somos conscientes que en la educación hay tremendas desigualdades y no sólo retributivas...... mi hipótesis de trabajo desde hace dos años es que antes del 2.020 nuestra situación como funcionarios con empleo estable y fijo va a cambiar hacia un modelo distinto, no se cual, no se si será mejor o no...... pero tenemos un problema, nuestros jóvenes salen de los centros educativos y universitarios sin las habilidades suficientes para manejarse en los tiempos actuales; pongo un ejemplo, he accedido a una página web que proporcionan libros electrónicos gratuitos que me pueden interesar, todos en inglés, imposible leerlos para mí. Cualquier político mínimamente honrado se sentiría en la obligación de hacer algo para invertir la situación, y el problema no sólo está en las familias o en los alumnos, están en nosotros docentes también y en las estructuras educativas..... por ello tenemos problemas llámese corporativismo o lo que se quiera, pero no los podemos obviar...... también los sindicatos deberían cambiar ese discurso corporativista, cuando firman acuerdos para repartirse cuantiosos fondos de formación ( de aquellos lodos....), cuando firman acuerdos ventajosos para repartirse liberaciones sindicales ( descabezando el sindicalismo crítico y agitador), cuando firman acuerdos de acceso a la función pública que son claramente injustos ( me viene a la memoria mi buen amigo Manuel que en una ocasión que se presentó a una oposición docente y llevó medios audiovisuales "audaces" el propio tribunal le impidió presentarlos porque no había tiempo.....); si lo que importa es la Educación con mayúsculas, seamos sinceros y hablemos de los perfiles que deben tener los profesores futuros, de esta manera todos podemos con tiempo adaptarnos, pero mucho me temo que no sacaremos el paraguas hasta que no haya descargado la tormenta.

Os dejo este enlace, merece la pena leer hacia donde nos encaminamos, pero la educación está en el centro del debate, en el ojo del huracán. La Universidad también se está planteando su papel, por ello os dejo este segundo enlace.