Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los EREs que afecten a más de 50 empleados, según la última reforma laboral, deberán contratar obligatoriamente un servicio de outplacement con una empresa especializada. Antes de este cambio legislativo aprobado a inicios de 2012, las empresas que aprobaban EREs que afectaban a un número elevado de trabajadores estaban obligadas a activar lo que se denominaba el Plan Social de Acompañamiento, que no incluía específicamente herramientas dirigidas a la recolocación del personal afectado por el recorte de empleo. Ahora, la nueva norma hace referencia específica a este factor, priorizando la ayuda para reorientar la carrera laboral de los ya desempleados, a fin de asesorarles para intentar conseguir un nuevo contrato de trabajo en momentos de especial dificultad.En la web de Equipos y Talento podemos acceder a un reportaje al respecto. VER